Sazonador casero rápido

Yum
Sazonador casero rápido

Sazonador casero rápido


Hoy te traigo uno de mis secretos para sazonar las comidas de una manera sencilla. Además, es ideal para aquellas personas a las que no le gusta encontrar trocitos de cebolla u otros vegetales en su plato. Si tienes a alguien así en casa, te entiendo perfectamente!


A mi me encanta la cebolla... pero el amore no opina lo mismo. Así que, para evitar hacer dos preparaciones diferentes o sacrificar mis preferencias, tengo siempre un bote de mi sazonador casero rápido listo para utilizar.




Sólo debes triturar cebolla y ajo con aceite de oliva en una batidora o licuadora. Es preferible si usas aceite de oliva virgen extra, tiene un sabor más intenso y es mucho más saludable, nunca uses otros aceites vegetales como el de maíz, girasol o soya, pues estos aportan grasas perjudiciales para nuestro organismo y elementos pro-inflamatorios.


También me gusta añadirle un toque de sal y otras especias, pero eso lo dejo a tu gusto. Puedo compartir más adelante versiones más elaboradas que me encantan, sólo comenta que te interesa!.

Puedes repartirlo en una cubitera para hacer hielo y mantenerlo congelado para utilizar cuando sea necesario. Este es un sazonador básico, hecho a base de ajo y cebolla. Pero lo mismo puedes hacer añadiendo pimientos, perejil o cilantro, ¡Es una maravilla!.


Este es el sazonador que uso para preparar la reina pepiada o se lo puedes añadir a esta salsa boloñesa, por ejemplo. Cuéntame en qué otras recetas podrías utilizarlo.


Pronto estaré compartiendo más ideas para hacerte la cocina más fácil y divertida.


Raciones: 8-10
De: Sabrina Ayala
Imprimir
Sazonador casero

Sazonador casero

Adereza cualquier plato con una cucharada de este sazonador casero
Prep time: 8 MinTotal time: 8 Min

Ingredientes

  • 1 cebolla grande
  • 2-3 dientes de ajo según tamaño y preferencias
  • 1 cdta de sal sin refinar
  • 1/4 taza de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Preparación

  1. Cortamos la cebolla en trozos y pelamos los ajos.
  2. Yo suelo cortar cada diente de ajo por la mitad, a lo largo, para retirar su centro y así evitar malas digestiones o que repita su sabor.
  3. Llevamos todo al vaso de la licuadora y procesamos hasta obtener casi una crema. Cuanto más proceses, más cremoso te va a quedar. Al sazonador de la foto aún se le notan los trocitos mínimos.
  4. Reservamos en un frasco de cristal con tapa hermética y reservamos en la nevera. También puedes usar el tip de la cubitera y congelar.
Created using The Recipes Generator

Sabrina
Sabrina

This is a short biography of the post author.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas y sugerencias :)