Polenta gratinada con salsa boloñesa

Polenta gratinada con salsa boloñesa



Polenta gratinada con salsa boloñesa


Hoy traigo una receta ideal para los días fríos de invierno, es un "confort food" en toda regla. Se trata de una deliciosa polenta gratinada con salsa boloñesa, con todo el sabor de lo hecho en casa, con mucho mimo.

Es una receta típica italiana, aunque yo la preparo a mi estilo y sale exquisita, no te la puedes perder!.

Para la polenta he usado sémola de maíz orgánico. Aquí en Estados Unidos consigo el de la marca Bob's Red Mill. Busca en tu ciudad algo similar.

Me gusta agregar queso rallado, puede ser mozzarella y parmesano o pecorino, y gratinar para que dore. Es perfecto como acompañante y muy saciante, además, es libre de gluten!. Si estás siguiendo una dieta de adelgazamiento, controla las porciones y evita consumirla muy a menudo. 


Polenta gratinada

Para la salsa boloñesa puedes usar carne de res o de pavo. La he hecho de las dos formas y sale deliciosa. Si te gusta el cerdo, puedes añadir también una proporción de carne de cerdo molida.

Si conoces mi trabajo, sabrás que no utilizo cubitos ni ingredientes procesados para darle sabor a mis recetas. Prefiero utilizar especias que enriquecen los platos y además aportan numerosos beneficios. Así que te recomiendo que hagas lo mismo y experimentes con las especias, te van a sorprender!.

Vamos con la receta!.

Ingredientes

Salsa Boloñesa
  • 1 kg de carne molida de res 93% magra
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1/2 pimiento verde
  • 425 gr de puré de tomate
  • 1/2 cdta de sal rosa
  • 1/2 cdta de pimienta negra
  • 1 cdta de pimentón picante (paprika)
  • 1 cda de orégano seco
  • 1 cda de aceite de oliva
  • perejil fresco al gusto

Polenta

  • 1 taza de sémola de maíz
  • 3 tazas de agua
  • 1 cdta de sal
  • 1 cda de mantequilla
  • Queso mozzarella rallado
  • Queso parmesano rallado


Preparación





Comenzamos picando todos los vegetales para nuestra salsa boloñesa. La cebolla y el pimiento bien pequeños, la zanahoria puede quedar un poco más grande pero eso ya va a gustos.

Los dientes de ajo prefiero machacarlos bien en el mortero. Si añadimos una pizca de sal, los machacaremos más rápido.

Calentamos un chorrito de aceite de oliva en una sartén amplia y añadimos la cebolla bien picada y el ajo machacado. Dejamos pochar unos 3-4 minutos mientras removemos para evitar que se nos quemen y agregamos la zanahoria. Tras un minuto podemos añadir el pimiento verde y las especias.

Seguidamente, agregamos la carne molida, subimos el fuego a medio alto y removemos con ayuda de una paleta o espátula hasta que se haga por completo, como ves en el vídeo.

Cuando la tengamos lista, agregamos el puré de tomate y el orégano y bajamos el fuego a media potencia.

Dejamos que vuelva a hervir, tapamos, bajamos el fuego a medio-bajo y dejamos cocer durante unos 30 minutos.


Salsa boloñesa casera

Una vez pasado este tiempo, probamos, rectificamos las especias al gusto, reservamos y pasamos a preparar la polenta.

Vamos a seguir las instrucciones del fabricante. Yo he comprado sémola de maíz de Bob's Red Mill. Me gusta porque utilizan maíz orgánico.

Ponemos a hervir el agua con la sal en una olla mediana. Cuando ya esté hirviendo, agregamos el maíz poco a poco mientras removemos con unas varillas manuales. De esta forma evitaremos los grumos.

Tras remover durante unos 3 minutos aproximadamente, comenzará a tener mayor consistencia. Cambiamos las varillas por una paleta de mango largo, pues la polenta puede llegar a burbujear y saltar.

Bajamos el fuego a medio y cocemos durante 25-30 minutos removiendo ocasionalmente para que no se nos vaya a pegar la polenta.

Pasados unos 15-20 minutos, añadimos la mantequilla y removemos para incorporar.

Llevamos la mezcla resultante a un molde apto para horno previamente enmantequillado, añadimos suficiente queso rallado para cubrir la superficie y horneamos con la opción del gratinador o "broil" hasta dorar el queso.


Polenta gratinada

Ya sólo nos queda servir y disfrutar nuestra deliciosa Polenta gratinada con salsa boloñesa casera.

Cortamos una ración de polenta, y vertemos una buena cucharada de salsa boloñesa por encima. Decoramos con perejil fresco picado y un poco más de queso parmesano rallado al gusto, y listo!

Si la pinta ya es espectacular, espera a probar esta receta y me cuentas! Exquisita!.


Polenta gratinada con salsa boloñesa

Si la preparas, comparte tu creación en instagram y etiquétame para que yo pueda enterarme!.


También te recomiendo:

Sabrina Ayala
Sabrina Ayala

This is a short biography of the post author.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas y sugerencias :)