Albóndigas con ricotta y orégano de Ottolenghi

Albóndigas con ricotta y orégano de Ottolenghi

Albóndigas con ricotta y orégano, receta de Ottolenghi


Hoy traigo unas jugosas y deliciosas albóndigas de res con queso ricotta y orégano. Es una receta del último libro de cocina que me he comprado: Simple de Ottolenghi.

La combinación del queso ricotta en estas albóndigas hace que nos queden esponjosas y tiernas, excelentes!.

Albóndigas con ricotta y orégano de Ottolenghi

Las puedes preparar por adelantado y reservarlas en la nevera para usar al día siguiente. Así que son perfectas para incluir en tu menú semanal.

Esta vez las he presentado con espaguetis de calabacín para conseguir un plato bajo en hidratos, muy saludable.

Vamos con la receta!


Ingredientes

  • 1/4 de taza (60 ml) de aceite de oliva
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 20 gr de hojas de orégano fresco. Yo he usado espinacas
  • 1 cda de orégano seco
  • 1 lata de 400 gr (14.5 oz) de tomate troceado
  • 2 tazas (500 ml) de caldo de pollo
  • 500 gr (1.2 lb) de carne molida de res, orgánica en mi caso
  • 2 tazas (100 gr) de panko (pan rallado integral)
  • 250 gr (9 oz) de queso ricotta
  • 60 gr (2 y 1/4 oz) de queso parmesano
  • 1 huevo
  • 1 taza (20 gr) de perejil
  • sal
  • pimienta negra
  • 2 calabacines grandes


Preparación





Comenzamos preparando los ingredientes. Es ideal tener todos ingredientes pesados y listos para ser utilizados y que no se nos olvide nada.

Cortamos las cebollas en brunoise fina, igualmente los dientes de ajo y las hojas de orégano, si las usas frescas.

Vamos a preparar la salsa primero. Para ello vamos a calentar un chorrito (2 cdas) de aceite de oliva en una olla y vamos a pochar la mitad de la cebolla junto a la mitad del ajo durante nos 10 minutos, removiendo ocasionalmente para que se cueza sin quemarse.

Agregamos la espinaca picada, el orégano, el tomate troceado y la mitad del caldo de pollo. Añadimos sal y pimienta negra al gusto y cocemos a fuego medio durante unos 15 minutos para que espese un poco la salsa.

Mientras tanto podemos ir preparando las albóndigas. Para ello mezclamos la carne molida con la mitad restante de la cebolla y el ajo, el panko o pan rallado, el queso ricotta, el perejil bien picado, toque de sal y pimienta y negra, y el huevo.

Incorporamos todo muy bien con ayuda de las manos y formamos albóndigas medianas. Con estas cantidades salen unas 12 albóndigas.

Calentamos 1 cda de aceite de oliva en una sartén amplia y doramos las albóndigas de forma que las sellemos por fuera sin necesidad de cocerlas del todo por dentro. Lo importante en este punto es que queden doradas por fuera.

Albóndigas con ricotta y orégano de Ottolenghi

Tras unos 8 minutos deben estar listas. Las pasamos a la olla donde tenemos la salsa y agregamos el caldo restante de forma que las albóndigas queden prácticamente cubiertas. Si hace falta, agrega un poco de agua para completar.

Vamos a dejar hervir tapado, a fuego medio-bajo, durante 30 minutos.

Para que la salsa espese podemos destapar la olla los últimos 5-8 minutos del tiempo de cocción.

Una vez listas, retiramos del fuego y dejamos reposar unos 10 minutos. Agregamos el resto del orégano y servimos.

Para mantener un plato bajo en hidratos y dentro de mi estilo de alimentación, las he servido sobre espaguetis de calabacín. Tu puedes probar esta idea ligera o cambiar los zoodles por arroz o pasta.

Completamos con parmesano rallado por encima y a disfrutar!


¿Te animas a probar? Hoy, Día nacional de las albóndigas en Estados Unidos, es perfecto para preparar esta receta!

También te recomiendo:

Sabrina Ayala
Sabrina Ayala

This is a short biography of the post author.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas y sugerencias :)